Granadilla (passiflora ligularis) – Introducción al cultivo

La Granadilla es una planta trepadora originaria de las montañas de los Andes entre Bolivia, Perú y Ecuador. En la actualidad se cultiva desde el norte de Argentina hasta México y en zonas tropicales de África y Australia.

DENOMINACIÓN.

Granada china (México); granadilla (Andes), granadita, granadilla común (Guatemala); granadilla de china, granadilla (Ecuador), parchita, parcha dulce, parcha importada, parchita amarilla (Venezuela); Granadilla (España); Granadilla, Maracujá doce, Passiflora doce (Brasil, Portugal); grenadille douce, grenadille de montagne (Francés); sweet granadilla, sweet calabash (inglés).granatella (Italiano).

FAMILIA BOTÁNICA

Passifloraceae

DESCRIPCIÓN BOTÁNICA

Las raíces de la Granadilla son fibrosas, fasciculadas y poco profundas, con una raíz primaria de escaso crecimiento, de la que se derivan un gran número de raíces secundarias. Las raíces se suelen distribuir en los primeros 50 cm de suelo, con una mayor concentración de raíces en los primeros 30 cm.

La granadilla posee un tallo herbáceo que se va lignificando hacia la base. El tallo es de sección circular, estriado y voluble. La función principal del tallo es el almacenamiento de agua. El tallo y las ramas presentan nudos cada 12 a 15 cm y en cada nudo se identifican 7 estructuras: una hoja; dos brácteas o estipulas; dos yemas florales al interior de las brácteas o estipulas; y un zarcillo. La función de las brácteas o estipulas es proteger las dos yemas florales. El zarcillo, estructura filamentosa en forma de espiral, tiene como función ayudar a la planta a trepar y enredarse. Tanto el tallo como las ramas primarias presentan una escasa aparición de yemas florales o bien carece de ellas.

Las hojas son grandes, gruesas, acorazonadas y de color verde intenso. Las dimensiones de las hojas oscilan entre los 8 y los 20 cm de largo y, aproximadamente, 6,5 cm de ancho. El borde de las hojas es liso y son enteras, alternas y con las nervaduras bien pronunciadas en el envés. Las hojas se insertan en el tallo mediante un peciolo largo y grueso que contiene tres pares de glándulas de 1 cm, aproximadamente, llamadas lígulas. Hacia las axilas de las hojas crecen estípulas pareadas, oblongo-lanceoladas.

Las flores miden de 6 a 8 cm de diámetro, presentando sépalos y pétalos de color blanco y amarillento, además de una corona con bandas alternas moradas y blancas. La vid de la granadilla crece más rápido que la vid del maracuyá (Passiflora edulis) y empieza a dar fruto entre 1 y 3 años desde su plantación. La maduración del fruto comienza entre 70 y 80 días después de la polinización.

El fruto es una cápsula ovoide o elíptica, sostenida por un pedúnculo largo con dos brácteas y que mide entre 6 y 12 cm de largo. La cascara del fruto es dura, amarilla con puntos blancos y con seis líneas del ápice a la base, variando su color en función del grado de madurez.

Dentro del fruto, el epicarpio se encuentra formado por varias capas de células cortas y de paredes muy gruesas y amarillas que, aunque miden menos de 1mm de espesor, proporcionan una gran solidez y consistencia a la fruta. El mesocarpio es blanco y esponjoso, seco, de 5 mm de grosor. El epicarpio duro y el mesocarpio seco favorecen el almacenamiento y transporte de la granadilla.

La pared del ovario en los frutos maduros está representada por una membrana blanca.

En el interior del fruto, las semillas de granadilla se agrupan en tres placentas longitudinales situadas en las paredes.

Las semillas son planas, elípticas, negras y rodeadas de un arilo transparente y gelatinoso dentro de la parte comestible del fruto. Este arilo se compone de un parénquima que contiene azucares y principios ácidos que determinan un sabor final dulce y muy agradable.

PRINCIPALES USOS Y PROPIEDADES MEDICINALES.

El principal uso es el consumo en fresco (no procesada). También se puede consumir en forma de refresco o en helados.

Puede prepararse como jalea y mermelada, utilizándose para ello frutas sanas con características de apariencia externa que no la hacen presentable para el mercado de consumo en fresco. El principal inconveniente que presenta este proceso de producción es que son necesarias muchas frutas comparado con lo que se precisa para otras frutas de similares características. Por ejemplo, para obtener el mismo volumen de pulpa de 100 frutas de maracuyá se requieren de no menos de 300 frutas de granadilla.

Desde el punto de vista de sus propiedades medicinales y mejoradoras de la salud la granadilla presenta algunas peculiaridades interesantes:

  • Es un diurético muy útil para el control de cálculos y molestias en el sistema urinario e intestinal.
  • Depura la sangre.
  • Con la cocción de flores, hojas y/o raíces de granadilla, puede obtenerse una bebida tranquilizante y relajante que ayuda a dormir.
  • Es apto para su consumo por diabéticos. La receta es la siguiente: se toman tres granadillas bien lavadas, se maceran, incluyendo cáscara y semillas, se ponen a hervir a fuego lento en un litro de agua, se enfrían y se guardan en un frigorífico. La dosis recomendada es tomar dos vasos al día, uno por la mañana y otro por la tarde. Un litro de este preparado alcanza, aproximadamente y por persona, para tres días.

REQUERIMIENTOS AGRONOMICOS.

Franja térmica de cultivo.

Es una planta que prospera bien en zonas de clima frío moderado que presente temperaturas entre los 16 y los 24ºC, siendo intolerante al calor fuerte.

Temperaturas superiores a los 20ºC pueden provocar estrés hídrico que acorta la duración del ciclo de vida del cultivo e incrementa considerablemente las necesidades de agua y fertilizante. La aparición de esta enfermedad fisiológica es aún más severa en franjas altimétricas superiores a los 1600 msnm y temperaturas promedio superiores a los 20ºC. Temperaturas inferiores a los 18º incrementan la duración del ciclo de vida del cultivo, aunque a costa de reducir su crecimiento y la producción de fruto. Por debajo de los 12ºC, se disminuye la fecundación y se incrementan los abortos florales entre el 90 y el 95%, además de ocasionar episodios de cuarteamiento de los frutos nuevos.

Los cambios bruscos de temperatura entre el día y la noche provocan el cuarteamiento de los frutos ya desarrollados.

Zonas con temperaturas bajas (presencia de heladas), vientos fuertes o granizo no son recomendables para este cultivo, pues se producen importantes daños en flores y frutos.

Franja de altitud del cultivo.

En principio, la altitud a la que se cultive la Granadilla no tiene por qué afectar a la productividad del cultivo si la radiación solar recibida es suficiente. Sin embargo, la altitud sí que puede afectar a la calidad y aspecto final del fruto. El rango de altitud recomendado oscila entre los 1500 y los 2200 msnm.

Se ha observado que a mayor altitud, las plantas crecen más despacio y presentan entrenudos más cortos y hojas más gruesas para filtrar la luz ultravioleta. La radiación solar es más alta y la calidad del fruto, con respecto a la coloración y aspecto sanitario, suele ser superior. En las plantaciones establecidas a más de 2500 m, los frutos suelen presentan mayores tamaños, el ciclo de producción es más largo, aunque también es frecuente la aparición de enfermedades fúngicas relacionadas con los géneros Nectria y Botrytis. A esta altitud también disminuye la población de agentes polinizadores naturales.

Por debajo de los 1500 msnm es frecuente que el polen sea poco viable. A alturas inferiores a los 1700 msnm es donde aparece una mayor incidencia de insectos plaga y el tamaño de los frutos disminuye, obteniéndose un porcentaje de frutos de baja calidad superior al 50%.

Requerimientos hídricos del cultivo.

El agua es el principal constituyente del fruto (80-95%) y por lo tanto tiene gran importancia su manejo en el cultivo. En el caso de la granadilla, donde la floración y la fructificación se distribuyen a lo largo de todo el año, la precipitación debe distribuirse regularmente todos los meses, especialmente donde no se dispone de suministro de agua a través del riego. La precipitación mínima requerida por el cultivo es de 1500 mm por año, oscilando la cantidad optima recomendable entre 2000 y 2500 mm por año.

Cuando falta agua en fases criticas como pueden ser la brotación de las yemas florales, la fecundación, el cuajado y el llenado del fruto, los frutos no incrementan su tamaño o se caen. El estado de mayor demanda de agua por el fruto es durante su llenado.

Durante el periodo de floración, la lluvia debe ser mínima debido a que cuando el polen se moja, se revienta y pierde su función. En los climas húmedos y lluviosos puede aparecer un ablandamiento de la corteza del fruto.

Franja de humedad relativa.

Es una planta que prospera bien cuando la humedad relativa se encuentra entre el 70% y el 85%. Una humedad relativa en el entorno del 80% favorece la viabilidad del polen y la fecundación de las flores.

Los efectos de una baja humedad relativa (<40%), acompañada de vientos calurosos, supone la aparición de marchitez de flores, deshidratación y disminución de la fotosíntesis por el cierre de estomas y la muerte de brotes tiernos. La utilización de pequeños pulverizadores de agua o microaspersores sobre la planta puede ayudar a mantener la humedad relativa en el rango adecuado en los climas mas cálidos, si bien habrá que tener la precaución de realizar tratamientos periódicos y mantener una buena aireación para evitar la aparición y propagación de enfermedades fúngicas.

El exceso de humedad relativa (>85%), acompañada de temperaturas superiores a los 25º C, puede favorecer la propagación de enfermedades fúngicas, sobre todo con vientos fuertes y frecuentes o excesiva biomasa en las estructuras de soporte.

Requerimientos edafológicos.

Las características físicas del suelo influyen directamente en el desarrollo del cultivo. El sistema radicular de la granadilla debe desarrollarse bien en los primeros 20 cm de suelo, con texturas livianas y buen drenaje. La textura de los suelos apropiados para el cultivo debe ser liviana, franca, franco-arenosa o franco-arcillosa, pero en cualquier caso, deben tener un buen drenaje. El PH del suelo puede ser ligeramente ácido, entre 5,5 y 6,5.

FENOLOGÍA, PROPAGACIÓN Y ESTABLECIMIENTO DEL CULTIVO DE GRANADILLA >

Sharing is caring!

Un comentario en “Granadilla (passiflora ligularis) – Introducción al cultivo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *